No Dualidad Conocer la mente 8/8

Conciencia es darse cuenta.
Si el darse cuenta está condicionado por la identidad… carácter… personalidad… medio ambiente… sociedad… cultura… educación… entonces hablamos de función de la conciencia… y ese darse cuenta es mente.
La propiedad de Ser sin condicionamientos de ninguna naturaleza… en pureza… sin contaminación…  es Conciencia…o Conciencia pura… o Presenciación consciente.
La mente como función de la conciencia centralizada y condicionada… tiene 3 estados…
dos con contenidos y uno sin contenidos. Vigilia y sueño con sueños presentan contenidos de conciencia. El sueño profundo no contiene algo que observar.
A pesar del movimiento rotatorio de estos tres estados, la presencia de Ser Si mismo es constante y atemporal.
Darse cuenta en forma abierta – observación sin juicios – devela y aclara, presenta comprensión.
Darse cuenta en forma limitada es la dualidad que presenta la mente al individualizar un sujeto que percibe objetos y subjetivaciones finitos.
Darse cuenta sin fronteras es Ser y Ser es darse cuenta… Ser es Vida y Vida es Ser felicidad, Plenitud.
El funcionamiento de la conciencia se conoce como mente. Soy Conciencia y se produce la ilusión de Yo pienso. La vida deviene espontáneamente y se produce la ilusión de Yo hago.
Al funcionar la mente, lo que es fluido se cristaliza. Lo que es pleno presenta la idea de carencia debido al contraste de opuestos y dualidad.
La presenciación permanente se cubre con la ilusión de ser mortal. Esta ilusión conlleva al miedo, que está sustentado por la mala interpretación de la realidad.
Punteamos una especie de recorrido de retroceso desde la mirada velada por lo automático de una mente que no se conoce… hacia el origen mismo de esa mente, un origen que es nuestra esencia, Conciencia que sostiene el funcionar de la mente y toda la compleja gama de pulsiones emocionales y de carácter, las pasiones que buscan aflorar por medio de cada expresión.
Poder verlo, en forma acogedora y consciente, para no dejarse arrastrar por las sombras, sino caminar por si mismo. La sombra, entendida como mente, se produce. En todo caso que la sombra te siga. Y aun más allá de esto, de poder caminar la vida… más allá de una vida funcional o de una persona feliz, está el que ansía reconocer su esencia como el único deseo… reconocerse como lo absoluto… pleno y libre de las preocupaciones de cómo procede a moverse lo manifestado.
El reconocimiento de este Presente Activo en que se está desplegando continuamente la Vida, Pura Conciencia que observa los cambios y los fenómenos, que observa la aparición y desaparición del ego, el surgir y sumergirse del sentido de yo soy, es Realización.
Conociendo la formación mental y desapegándonos de los pensamientos, la identificación se diluye en su fuente, que es la conciencia, comprendiendo a la mente estructuradora como  parte de la manifestación no separada de lo Indescriptible.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s