Echando una volada

Que más se puede querer que estar contento?

Me asomo a los mundos de mi imaginación, este de lo cotidiano, aquel otro onírico y solo encuentro que nunca me hallo en ellos. Soy una eterna observación consciente con la cualidad de posar el rayo de la atención en la cosa preferida. Qué otra cosa puedo hacer más que ocuparme de verificar en dónde queda enganchada la atención? Asombra la posibilidad de iluminar los objetos, y hablando así, comprendo que también los pensamientos son objetos…. Y los objetos no son más que pensamientos.

Veo un brazo y veo cómo alumbro un deseo… el deseo de mover el brazo. Acto seguido veo como el brazo se mueve. Veo, veo, veo… siento, percibo, observo… es el único hacer que como verbo se expresa desde esta luz que todo lo señala, esta indescriptible e inmencionable cualidad subjetiva, nouménica, no nacida, sustantiva. Sustantivo de luz que expresa el verbo del observar… y de ahí emerge el sueño de la conciencia.

A veces me da por allí, por poner en palabras lo inmencionable… es como disfrutar un caramelo mientras se diluye en la boca. Impregnada de este insólito mirar, me escurro de la estructura. Qué puede realmente atraparnos? O qué de uno puede quedar atrapado? Si estoy sosteniendo la creencia que el sentir me dibuja, de ser algo dentro de un cuerpo físico, mi atención quedara ahí, atrapada, como en un profundo mundo imaginario, ese que Dante presenta, el laberinto de la imaginación.

Imágenes, pensamientos iniciales, proyecciones en la pantalla de este sueño de conciencia. Y ese tesoro llamado voluntad, que a cada imagen, cada forma, le da un nombre, y en la ilusión de encontrarme ubicada en el movimiento dentro de mi propia conciencia, esta dualidad de yo y los otros, produzco los símbolos y sonidos llamados lenguaje. Del sustantivo o sustancia luminosa emerge la voluntad del Verbo, que se hace sonido. Aummmmmm… y Adán a toda criatura le puso nombre.

Me vuelo, me escapo y observo. Cantando una melodía que no sé si es posible descifrar.

Maria Luisa
http://www.youtube.com/watch?v=5Zzeht_SrT4

Anuncios

2 pensamientos en “Echando una volada

  1. Delia

    Qué bella forma de expresar la alegría profunda que emerge de esa eterna observación!!…descubrir la posibilidad de que todo pueda ser así…simple y gozosamente observado aunque no se encuentren las palabras para explicarlo y qué falta hace?!…
    Un fuerte abrazo María Luisa.

    Responder
  2. MARIA LUISA

    Querida Delia, muchas gracias por apreciar esta expresion… tus palabras tambien son decidoras y por eso las voy a usar, en aras de seguir des-cubriendo. Mencionas que todo pueda ser asi como posibilidad… esto vale la pena destacarlo ya que tu comentario lo merece: lo que es asi, pleno, no es una posibilidad sino la realidad, es lo que Es, observacion que ya es.. entonces, por que se busca y desea esa observacion gozosa? por que se supone una posibilidad que no se presenta siempre? considera que puede ser porque el pensamiento que da formas esta constantemente filtrando esa belleza, suponiendo lo posible, sin permitirlo. La intuicion de esa posibilidad es el motor que impulsa al buscador de lo esencial. El pensar cubre y la realizacion descubre. Otro abrazo pleno de afecto.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s