¿Para qué existo?

Como abejas sin hogar, zumba la duda en el que se siente separado, en la búsqueda de sentido existencial. Para qué? Para qué?
Si muero quedará un vacío de mi? a dónde voy cuando me muero?
Y digo, si no has nacido, cómo podrías morir? Qué vacío puede haber fuera de tí? Si todo lo contienes tú, como conciencia. Se vacían los contenidos, pero tu conciencia es plena apertura que sabe de si misma, plena de sol y de paz, felicidad y totalidad.
Mientras me diluyo en la miel de la vida, ni la razón ni los juicios anidan en el panal del corazón. La colmena de la existencia funciona como un todo armónico, aromático y dulce. Desde el punto de equilibrio se observa como el desbalance se inclina a favor y en contra, según el cúmulo de intereses. Pero en el punto cero de distancia y tiempo, nada se mueve en el Si mismo, mientras sostengo, como conciencia y testigo, todo ese movimiento.
Maria Luisa
La negra abeja de la mente zumba en la búsqueda de sentido existencial, mientras la miel de la vida anida en el corazón, la razón y los juicios separados de la colmena no logran dar con el todo armónico aromático y dulce de lo esencial. R.Malak
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s