¿El ojo se puede ver a si mismo? Por R.Malak

Sumergidos en lo cotidiano, en el mundo de las formas, nos encontramos en la aparente prisión que se conoce como la ilusión (maya), y pretendemos con mucho anhelo lograr identificar los lazos de las acciones acumuladas (karma), de ese modo encontrar las mejores alternativas para tener un buen pasar. Ambas situaciones, tanto estar inmerso en la ilusión de individualidad, como tratar de resolver el acontecer relativo al individuo, aunque son fenómenos, pertenecen a la realidad, no son ajenas a ella. Por eso, a mi juicio y según otras opiniones, se requiere investigar profundamente Eso que se ha envuelto de universo saturando toda la vastedad del mundo exterior e interior, que además comprende toda la naturaleza e incluye de igual modo los estados de la mente.
El acontecer de todo, incluyendo nuestra presenciación, es lo Divino (o como le llaman los hindúes: Brahmán). La realidad última es la esencia de todo y de todas las cosas, e incluso es más allá de cualquier esperanza de conceptuar eficazmente. La tarea imposible es esperar que la racionalidad de la mente pueda entender, pues Ello está fuera del tiempo y del espacio aunque los contiene. En suma, es impensable, ya que de El nace todo, y dentro de El se sumerge y se sostiene todo.
Coincido con los maestros antiguos con que lo Esencial  tiene dos aspectos. Vale decir que un aspecto es ese imposible de determinar, mas allá de cualquier intención  por describir algo de lo cual nada se puede expresar, es no calificado, y el otro aspecto se caracteriza por que hay algo que se puede expresar, no como concepto sino como vivencia, un estado de Ser en silencio en que las cualidades de sujeto y objeto, entre observador y observado, se aúnan en la observación sin la mente que separa y dimensiona.
En el primer aspecto las distinciones no se presentan, y en el otro están complementadas sin separación. Si pudiera expresarlo en palabras diría que en el primer aspecto no hay quien pueda detectar, como si se estuviera bajo el agua y se te pidiera explicar a viva voz lo que Es, y en el segundo la dualidad se integra en la no dualidad, en plenitud y amor, de ese modo es posible expresarla en todas su formas. Al conocer cómo ocurre esa situación se encuentra el modo de liberarse de los conflictos provocados por la ilusión y las acciones acumuladas.
Observamos que las fuerzas de la naturaleza en el acontecer trabajan unas sobre otras y aunque uno se sienta separado y distante de los conflictos, aunque sepamos que es solo ilusión, el solo hecho de comprenderlo abre la posibilidad de romper las cadenas de esa incomprensión e ignorancia.  La vida de la persona pasa a ser un entrenamiento con el fin de armonizarse con la naturaleza y el universo de lo Esencial y destrabar el uso equivocado de la mente.
No está de más decir que lo Esencial e indescriptible no es posible ubicarlo en una categoría de persona, ni es esto, ni eso, ni nada que pueda ser expresado con palabras o conceptos. No es tan solo lo que percibimos, lo que imaginamos, sino que es Todo, incluso lo inimaginable. Tampoco es un estado, aún cuando todas las expresiones referidas al sujeto estén ausentes y no exista referencia a los objetos. Lo real está ahí, en todas las partes de la emanación, todo lo trasciende y no hay un solo milímetro del universo donde no se encuentre. En pocas palabras, es infinita plenitud del Si mismo.
Saber de ello es conciencia de Ser en plena beatitud, no es cuestión de cualidades de lo Esencial, ni siquiera de atributos que se puedan saber, más bien Es. La limitación del lenguaje se afirma en la experiencia de los fenómenos e impide que pueda aplicarse a lo que no está en esos parámetros. La dificultad de la persona está expresada en que ha presenciado lo real  y supone e imagina, por las características de la experiencia, que es un sujeto que observa y que hay objetos observados. Todas son las cualidades de la mente-cuerpo-emoción, y se asume lo que no es por sobre lo que Es.
Cuando se disuelve esa confusión aparece la conciencia esencial, y cuando lo Esencial es comprendido por la persona, en esos momentos, se conoce como un Resplandor desde el Si mismo, ya no como mente-cuerpo-emoción, sino como Ser conciencia felicidad. El ordenamiento impuesto por el amor que diseña las normas mediante las cuales tenían que funcionar los contenidos en la conciencia, llamadas karma y maya, se ve a la luz de las personas como expresiones  psicológicas o quizás como referencias morales. Esto ocurre por el efecto de la mirada fragmentada que tenemos de este ordenamiento mental. Esta equivocada interpretación ejerce el influjo de separatividad y todo se torna confuso y extraño. Darse cuenta de lo real implica actuar de acuerdo a Eso, lo que borra de un solo trazo la confusión y provoca que el ojo vea todo, incluso verse en Si mismo, desde Si mismo. R.Malak
Anuncios

2 pensamientos en “¿El ojo se puede ver a si mismo? Por R.Malak

  1. AGUSTIN FERNANDEZ DEL CASTILLO SUARDIAZ

    Hola Maria Luisa,

    Tocas en este post algo a mi juicio interesante. Lo que Es ya lo es y para colmo, no se puede describir con palabras. Sin embargo, todos sabemos que en esto, el asunto es soltar y eso, cómo no se va a poder describir y escribir sobre ello.

    ¿ Qué nos pasa para que no estemos juntos en el soltar ? Cada uno parece guardarse en 5 cajas fuertes lo que ha soltado y así sucesivamente. Y mientras tanto, la sociedad sigue viendo a los advaitines como ilusos abstractos.

    Te imaginas que pusieras en el blog las 100 cosas que ya has soltado y de las que afortunadamente, te has liberado? Y yo te añadiera las cien que yo también he soltado y los otros, las 300 o 500 que han soltado ellos.

    ¿ Os imaginaís todo eso junto, qué espacio de libertad reflejaría y la fuerza que eso supondría para toda esa gente que considera todo esto como algo ilusorio y abstracto y a lo que no hay que prestar demasiada atención.

    Mientras escribo el comentario, y como me veo ya un poco carroza para los idealismos, pienso que algo se nos escapa y hace que toda esta fuerza que tenemos siga todavía dispersa. Seguramente, es cosa de tiempo. Te deseo buena semana,

    Agustin

    Responder
  2. MARIA LUISA

    Querido Agustín, gracias por tu comentario. En verdad, lo que se suelta (deja ir) en la mirada no dual es la identificación con nuestra identidad temporal. Quienes se mueven por medio de su identidad simplemente no tienen la capacidad de mirar otra opción mientras no admitan la posibilidad de cuestionar todos sus mitos, que consideran muy verdaderos. En todo caso, no veo esto como un estar predicando verdades, ya que todo lo que conceptualicemos es atrapado por la mente racionalizadora, eso por un lado, y por el otro, quien sabe de si mismo, se sabe uno y el mismo en todos, y comprende la manifestación múltiple como expresiones muy variadas, infinitas, de ser. Tus palabras me llevan a reflexiones que posiblemente desenvuelva en un texto que me aclare el panorama.
    Lo que veo es que la fuerza del que comprende está en desplegar el amor que no tiene dueño, saber escuchar, apoyar y acompañar, y permitir que la luz se haga cargo de si misma.
    Un abrazo y también te deseo paz, amor y comprensión.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s