Conociendo el bosque de errores. R.Malak

Las impresiones mentales, ya sea en los sueños o en la vigilia, son filtradas por las estructuras ideadas, códigos de conducta, educación y cultura. Ellas no son manifestaciones puras de si mismo. La conciencia esencial es filtrada por la identidad y quien hace de ordenador de la comunicación es la mente, es el aparato medidor, es la función para medir. Ella no está diseñada para dimensionar lo inefable, por tanto no es posible hablar de la realidad y si logramos expresarla, ya no lo es.
La racionalidad está dirigida a moverse con lo conocido, con las cosas que tienen existencia, con las que experimentamos. Al razonar mezclamos la comprensión con las experiencias y con todo el bagaje que mantenemos en la memoria y de ello sacamos conclusiones.
Cuando la mente está en silencio se produce el movimiento que permite que lo esencial se filtre profundamente con toda la comprensión, ello ocurre cuando no estamos definiendo, nombrando ni conceptualizando.
El nombrar es un proceso que puede cubrir varias capas de la mente que son mencionadas en la psicología como aspectos de la conciencia. Sin embargo cuando la mente se ha recogido totalmente en la conciencia, o dicho de una manera más precisa,  la observación no hace juicio, es el modo en que se presenta una comprensión integral, silenciosa, sin las urgencias del deber ser. Entonces aparece lo real  que no recibe ni acepta nombres.
Aparecen posteriormente conclusiones nuevas, siempre nuevas y frescas y profundamente familiares y propias, certeras, sin conflictos. Esta comprensión no es privativa de algunos, todos, absolutamente todos, son por naturaleza la conciencia esencial, y es solo por ignorancia que se mantienen sumergidos en el sufrimiento. Es el conocimiento de Ello lo que produce la liberación del conflicto.
Algunos suponen que por medio de la razón o la devoción es posible aproximarse a la verdad, sabiendo por supuesto que la verdad es lo que nos entrega certeza irrefutable ya sea viniendo de uno mismo o de alguien. Ya se ha mencionado que ese modo es artificial e inestable.
Sin embargo es posible abrir otra vía de comprensión en que se acceda a la verdad sin emitir conceptos, en contra de la vía en que se intelectualiza sin provocar entendimiento. La pregunta que salta de inmediato es ¿cómo se puede en uno mismo, sin el uso de la mente y de sus funciones, trascender las cosas contradictorias? ¿Cómo yo, que soy conciencia esencial infinita, sin cambio, permanente, puedo provocar movimientos en la razón, en la multiplicidad, en el discurrir de la misma conciencia centralizada, para el entendimiento vital y certero?
Hay tendencias a dedicar la vida a la búsqueda de lo Divino, practicar de muchos modos con el objetivo de sentirse cercano o en contacto con Dios y la gente olvida que somos siempre libres, pura conciencia, uno sin segundo. No somos uno con lo Divino, ni hacedores y menos experimentadores de ello. El si mismo que somos es lo Divino mismo, saber eso es el conocimiento auténtico.
De ese modo algunos hablan de descubrir a Dios, oír su voz que los guía en la senda a través de las pequeñas y grandes cosas que hacen, no se sienten con voluntad propia, manifestando que esa voz los dirige incluso en las cosas más nimias.
Los maestros actuales o antiguos de las distintas corrientes espirituales coinciden en afirmar, en relación a la naturaleza de lo divino, que su realidad es inefable. En consecuencia, considerándonos la identidad, nos equivocamos al intentar describirla. No se puede conocer ni por la razón ni por los sentidos a lo esencial, dicho de otro modo, la mente no está capacitada  para comprenderlo. La mente como función se mueve con facilidad en lo fenoménico, es adecuada para elaborar comparaciones dentro de lo conocido.
Nuestro enfoque muestra que así como los sueños parecen ser verdaderos mientras uno no se despierta, este modo de ver la vigilia también parece ser real por la identificación de uno con el cuerpo y la fuerza de los sentidos que presionan a la conciencia dando la impresión de su realidad y apuntando a la acumulación de conocimientos para moverse con mayor soltura en la vigilia.
Damos un especial sentido a la naturalidad o dicho de otro modo a la espontaneidad, lo que provoca que podamos reconocer las limitaciones de la comprensión racional. Con ello desaparece la sensación de estar separados de la realidad, así como las diferencias entre la individualidad y la conciencia del si mismo o lo Real. Esto aparece abruptamente como un resplandor no-dual. Dicho de otro modo, la conciencia que estaba centralizada se desvanece, volviéndose uno con ella se absorbe en esa magnífica certeza intuitiva de Ser.  La cuestión no consiste en buscar nuestra naturaleza esencial, ya lo somos desde el principio, siempre ha estado brillando, es una comunión, es el fin de un conflicto, salir del sueño, abandonar las distorsiones. De ese modo podemos decir: soy la naturaleza de la consciencia esencial, sin restricciones, ya lejos está el falso juicio y la oscuridad, los estados de la mente no son mis complicaciones, soy el presenciador. R.Malak
Anuncios

4 pensamientos en “Conociendo el bosque de errores. R.Malak

  1. Delia

    Hola María Luisa:

    Impecable esta entrada sobre aspectos que se intuyen pero que no quedan afirmados,a veces, por falta de claridad.

    Te agradezco la posibilidad que nos das de acceder gratuitamente a tus conversaciones con Malak.

    Un abrazo.

    Responder
  2. MARIA LUISA

    Otro abrazo grande Delia… es el mayor placer compartir… y R.Malak es una luz que se mantenía anónima y me he permitido y me ha permitido, mostrarla como quien comparte una antorcha en el camino de la vida… se siente tanta alegría… 😀 y como dice él… “sumamos nuestras miradas, sumamos la luz”, o como el popular dicho: cuatro ojos ven más que dos (y en más direcciones) Independientemente de que el “ojo” que esencialmente todo lo ve es siempre el Si Mismo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s