ENTONARNOS CON LA ESENCIA



ENTONARNOS CON LA ESENCIA

De antemano partamos del hecho de que ya somos eso que es esencial. Así que no vamos a buscarlo, ni a verlo como algo separado a lo que nos vamos a unir. No se trata de que la esencia está en nosotros, sino de que nosotros como seres humanos somos aspectos de la esencia primordial, básica, inherente, subyacente y siempre presente. Esta esencia es en sí misma conciencia pura. En este sentido, es algo impersonal, o sea, es lo mismo para todos y cada uno. Las diferencias entre nosotros los humanos no hacen que esto sea diferente en cada ser, ya que estas diferencias son sobre imposiciones a la conciencia primordial, imposiciones que en si constituyen los conceptos mentales y las apariencias de las formas.
La naturaleza básica es Conciencia Pura. Esa es la naturaleza del Ser. Decir Yo Soy tiene dos connotaciones diferentes, según hacia donde estamos dirigiendo nuestra atención. Si lo que estamos mirando es el yo soy cotidiano, nuestro cuerpo, nuestra vida, nuestras características personales, nuestras funciones vitales, nuestros deseos y anhelos particulares, ese yo soy apunta a un ser limitado. Si lo que estamos mirando es a la naturaleza pura del si mismo, ese yo soy es ilimitado y eterno. Mirar en este sentido es prestar atención, hacerse consciente, tomar conciencia, darse cuenta, aprehenderlo, comprenderlo.
Entonarnos con la esencia significa entonces, ser capaces de mirar nuestras vidas particulares desde el si mismo ilimitado. En conciencia de nuestra naturaleza como conciencia pura, vivir lo que toca vivir en este plano de conciencia limitado por las condiciones de la existencia temporal. Darnos cuenta de que esta es la realidad: desde lo infinito se está presenciando lo finito. Hay un solo Presenciador, que se hace consciente de la multiplicidad. Cuando la presenciación se hace tomando como referencia una ubicación en el espacio, es decir, en apariencia desde dentro del cuerpo, parece imposible concebir que uno es ya la infinitud que contiene toda percepción, pensamiento, emoción y memoria. Por eso digo que para ello es necesario entonarnos con la esencia. Cómo? investigando de dónde está surgiendo la idea de ser quien soy, cuál es su raiz, su instante de nacimiento. Esta investigación tiene varios modos de hacerse, tema que voy a presentar en próxima ocasión.
(Para los efectos, mucho hay escrito ya sobre esto en http://es.groups.yahoo.com/group/Existo/, sección Mensajes)

Maria Luisa 25-04-08

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s